Principios

Featured

Aca estoy, intentando poner las memorias en algún otro lugar…de escribir los ires y venires, las cotidianidades, los sueños, las tristezas, las rutinas, las sonrisas, carcajadas, las cosquillas, las ideas. Los descubrimientos grandes y pequeños.

Este es mi intento de honrar la magestuosidad de las cosas diminutas y cotidianas y de honrar todos estos viajes maravillosos al centro del corazon.

despedidas y bievenidas

IMG_1603

IMG_1630

IMG_1645

IMG_1673

IMG_1015

IMG_0530

IMG_0535

IMG_1754

DSC01276

Y así como lo pasan las cosas, llegó el momento esperado.
La noche anterior al viaje nos reunimos en la casa de mi papá, donde habíamos estado quedándonos desde que entregamos nuestro apartamento a finales de mayo. Las despedidas estuvieron llenas de lágrimas grandes, esas que salen sin que uno quiera, de abrazos fuertes, de “te amo”, “gracias”, “nos vemos”. De besos enormes al sobrino amado, de besos tirados por teléfono a la sobrina adorada,  de besos a la barriga de 8 meses de mi querida cuñada.  De suspiros enormes al ser testigo de las despedidas de mis hermanos con mis hijos.

Con los ojos hinchados nos acostamos a dormir.

Al dia siguiente Trevor se despertó a eso de las 2 am para llevar a Bailey al aeropuerto. Mi hermano Andres lo recogió. Yo me quedé despierta contando loss minutos y las horas, respirando profundo y repitiéndome que esto era lo que habiamos soñado. A las cuatro y media desperté a Santi y le dije: ” hijo, hoy es el dia del viaje. Este es el momento, nos vamos para Portland”. El se despertó confundido, se vistió y entre media y zapato se secó las lágrimas. Mi papá, que nos iba a llevar al areopuerto, estaba allí, siendo testigo y dandonos su amor incondicional. Oramos juntos en el estudio de su casa. Oramos por un viaje sin contratiempos y un comienzo lleno de paz y alegria. Palomita se despertó en algún momento y entre todos montamos las nueve maletas al carro para irnos a encontrar con Trevor y mi hermano al aeropuerto.

En el camino oramos otra vez. Yo miré por la ventana del carro esa Bogotá fria y lluviosa que se despedía sin novedades. Hablé con mi mami por teléfono varias veces. Ella estaba conectada conmigo. Tenía que ser fuerte.
En el aeropuerto nos encontramos con Trevi, que ya había dejado a Bailey en su guacal listo para viajar. Nos despedimos de mi hermano con besos tirados a manos abiertas, lo ví secarse la lágrimas mientras besaba a mis hijos. Sentí su amor. Y otra vez me preparé para aprender a vivir sin mis hermanos y mis mas amados cerca. Lo seguí con la mirada hasta que ya no lo pude ver más. Y luego nos encontramos con los amigos adorados que también viajaban, de vacaciones, y estaban en el aeropuerto a esa hora terrible en la que viajan los vuelos internacionales. Santi besó a su amigo, lo abrazó, lo miró a los ojos, le dijo: “see you latter”, como si nada. Yo le tiré un beso a mi amiga amada que estaba en otra fila, la mamá del amigo de mi hijo, la esposa del amigo de mi esposo, la amiga amiga amiga- que ya no iba a ver otra vez.
Y luego llegó la despedida de con mi papá, el se sentó al frente y no paró de mirarme mientras nos tomábamos otro café, lo ví llorar y la fuerza que tenía simplemente desapareció. LLoramos juntos en un abrazo de esos que uno sigue sintiendo el resto de la vida. Y luego se fue y nosotros…arrancamos a vivir el resto de la vida.

Y tambien…
llegamos
y fuimos recibidos con abrazos y letreros. Con flores y algunos muebles. Con regalos y los sueños empacaditos listos para ser destapados. Como si fuera navidad. Todo ha pasado en un sueño fugaz, todo pasó en este verano hermoso de cambios y despedidas y bienvenidas. Las lagrimas de despedida, las lagrimas de sentirse bienvenido. Los nuevos proyectos, mi trabajo, esta ilusión de criar a estos hijitos en esta ciudad. Así como todo pasa…todo llega, todo queda. Acá estamos.

mayo

DSC00877 IMG_1503 IMG_1523 DSC00914 DSC00943 DSC00931 IMG_1530en mayo empezamos con el cumple de Paloma. Para celebrar decidimos invitar a una amiga a cantar canciones a la madre tierra y a sembrar un jardin de flores el el colegio de Paloma. Fue un dia hermoso, lleno de música y manos untadas de tierra. Nada mas preciso para celebrar a nuestra hija que simplemente agradecer, agradecer porque ella está floreciendo!

El mes siguió con empacadas y despedidas y celebraciones y diplomas en el colegio y amigos compartiendo.  Y bueno, también bastantes visitas a la abuela y todas los regalos invisbles que ella comparte: los besos, las historias, las miradas a los ojos nublados, las canciones porque sí.  Mas de una vez la abracé, le besé su pelito gris, olí su olor de cobijas dobladas, le sobé sus manitos arrugadas y le toqué cada una de las venas brotadas en las manos sabiendo que tal vez, cada momento iba a ser uno de los últimos. Le conté con lágrimas que nos ibamos de Colombia en unas semanas y ella simplemente se refugió en ese lugar del no-tiempo donde habita desde hace unos años. Para ella, nunca crecimos, para ella todavía soy ese niña con pelo crespo y despelucado que quiere jugar con sus hermanos. Para ella, todavía estoy jugando a recoger café en su finca y esta mujer que la visita con hijos y marido y maletas para empacar es otra persona. Me quedé con ella…así como ella se quedó en mí. Las despedidas en este caso sobran. Estamos unidas, para siempre. Soy ella y ella soy yo.

::

Tambie

recopilando

Ay por dios. Ya seis meses desde la última vez que escribí acá en este mi espacio. Tanto tanto ha pasado, estamos ahora en nuestra casa rosada en Portland. Los hijitos ya, cada un oen el colegio, yo volviendo a trabajar y el marido bello?  martillando, enseñando, calculando y llenando la casa de su paz infinita. Ha pasado mucho. Muchisimo.LLegamos a la casa rosada en Junio 16 y así me coja el año nuevo escribiendo las palabras para plasmar la locura intensa de estos meses…lo voy a hacer. Acá sigo. Escribiendo, porque a veces este ha sido mi salvavidas, y ahora mas que nunca esta es la conexión intima con los que amo.  Este ha sido mi lugar sagrado para plasmar las historias de lo que somos, para plasmar los sueños. las derrotas, y los caminos andados. Hoy me siento  a escribir, a intentar contar esto que es mi vida. Esto no es no es un discurso, o un lugar de consejos, este es simplemente el lugar donde escribo.

en estos dias

DSC00541

DSC00534

DSC00540

DSC00548

Ya las tomadas de pucheca son esporádicas durante el dia, pero a veces cuando uno se machuca un dedo, cuando el perro nos pisa o simplemente cuando los días han sido difíciles no hay nada mas reconfortante que encontrar un refugio amoroso y unos brazos abiertos para que todo vuelva a sentirse bien. Y bueno, asi son estos dias: dando pucheca un segundito, besando heridas invisibles y dando abrazos fuertes mientras Santi hace su rol de hermano mayor, nos saca la lengua, nos hace caras y nos hace reir.

cumpleañitos

DSC00490

DSC00493

DSC00509

DSC00529

Un pastelito comprado en la tienda, una cancioncita de cumpleaños, 12 velitas, muchísimos abrazos y besos para este amado perro que nos ha acompañado y sobretodo alegrado los dias desde hace 11 años cuando lo adoptamos en la sociedad protectora de animales. Y bueno, este amigo hermoso también se prepara para regresar a Portland con nosotros: su familia. Los papeles y los detalles para llevarlo de regreso son extensos, costosos y complicados, pero lo estamos haciendo. Ahora solo falta que la vida y la salud lo sigan acompañando para que pueda seguir siendo nuestro amigo favorito por mucho tiempo mas. Feliz Cumpleaños Bailey!

12:52

Image

Image

El: metido en su mundo de libros y legos mientras se estira, mientras crece casi que de la noche a la mañana

Ella: estaba diciendole al perro: ” y quién te pintó las uñas?, te quedaron bonitas”